15 ago. 2011

Tú Tarzán, yo Animal de Centro Comercial

Los que me conocen ya saben lo mucho que me gustan los centros comerciales. Y no es que sea una compradora compulsiva ni una fanática de las aglomeraciones, es simplemente que me ayuda a evadirme de la rutina.

Hay cosas que acompañan a estos centros como marcas de nacimiento: atascos los sábados tardes, gente y más gente, colas para pagar en las cajas, manadas de fumadores en las puertas, niños corriendo como posesos...


Pues bien, a mí me encantan. ¿Dónde mejor para un sábado que en un sitio con variedad de restaurantes, entre gente, con música a tu alrededor, baños mini para niños y cambiadores de pañales en cada planta? El sueño de cualquier madre de enanos ansiosos de colores, ruidos y con ganas de toquetearlo todo...

Sólo hay una cosa que me duele en el alma. Una espinita que llevo clavada y que algún día podré sacarme: EL CINE. Qué mono de cine, señores!!!!!!

Nosotros, acostumbrados como estábamos a ir al cine todos los fines de semana, con nuestras palomitas, Cokes XXL y S respectivamente y sin poner pegas a la cartelera... desde que nacieron los churumbeles vimos desaparecer nuestra afición de un plumazo. Pero no pierdo la esperanza, algún día volveré, aunque sea para ver la de Disney de turno, que los niños se cansen a mitad de película y me toque hacer la panoli y salirme a medias de la película... A Dios pongo por testigo: JURO QUE VOLVERÉ!!!!!!

Dicho lo dicho, podéis preguntarme por horarios, Hiper asociado, tiendas, aperturas en festivos y restaurantes de cada uno de los centros comerciales de la Región, que creo que no fallaré mucho... He aquí una Enciclopedia del Ocio de C.C.!!! Jejeje...

Es lo que tiene ser un animal de centro comercial!!!

Pd; Y no hablemos del Ikea...

No hay comentarios:

Publicar un comentario