15 ago. 2011

Sólo reflexionaba...

¿Cuándo es que dejamos de buscar al príncipe azul?











¿Cuándo empezó a importar el dinero?




¿Cuándo deja de ilusionar el trabajo?













¿Porqué cuesta tanto soñar despierto?





¿Dónde dejamos olvidada la simple imaginación?









O sea, ¿¿¿que todo esto es madurar???

No hay comentarios:

Publicar un comentario