16 ene. 2012

Cae la noche... y llega la fiesta!!

Sin duda, es el mejor momento del día.

No es suficiente con pegarnos un buen madrugón porque mamá entra bien temprano a trabajar, no es nada agotador hacer un par de "fichitas" nuevas con las letras iu, jugar al pilla-pilla con Almudena y Jose Miguel en el recreo, vomitar el puré en la guardería y luchar con las cuidadoras para que no te limpien los mocos (y ser, con ello, el Rey de la clase)... No estamos cansados de correr por el pasillo, pegarnos con los juguetes, tirar comida y cubiertos al suelo, ni de negarnos absolutamente a todo...

No es suficiente... aún queremos más juerga!!!

Queda lo mejor... ¿ACOSTARSE? JEJEJEJEJE... ¡¡¡TE VAS A ENTERAR!!!

Objetivo: ganar tiempo!!!

Empecemos por el principio: la ya mencionada negación y contrariedad absoluta está reservada a nosotros, los mayores. No quiero hacer pis, no quiero lavarme las manos, ni la cara, ni los dientes, la pasta de dientes no sale, la toalla se cae, el agua está fría, etc..  Estos pequeños menesteres me dan... más o menos... 3 minutos más!! Bien!!!

Prosigamos con la dilatación infinita... a ver qué toca ahora... ah, sí!! ¿¡¿Ponerse el pijama?!? Mamá, no sé quitarme el suéter... ni los leotardos... y si me pongo la camiseta del pijama yo solita, me hago daño en las orejas con los pendientes... no puedo... einnnnnnn.... no puedo!!! ("lloriqueo del pavo") (Bien, tengo otros 4 minutos extras!)

¡Pero yo soy más pequeñito y aún no sé hablar! No pasa nada, utilizaré técnicas más sutiles: tirar el pañal limpio al suelo, quitarme los calcetines, tirar el pijama lo más lejos posible, retorcerme cual lagartija "enrabietá" en el cambiador, ¡¡y no se te ocurra limpiarme los mocos que te vomito la cena!! Sí!! Mira, Bea!!, he conseguido 5 minutos!!



No he podido sacar más, me tengo que meter en la cama... Me va a ganar el renacuajo? Espera!! Momento cuento!!! Insistiré, elegiré, insistiré, propondré otro e insistiré más, hasta que la respiración de mamá se entrecorte y empiece a gruñir... ahí son 7 minutos!!!





Vale, ahora verás... ¿¿¿¿A que me tiro de la cuna???? Que noooo, que es bromaaa... Que sí!!! Mira, Mira!!! que vuelco!!! Que noooo, que es bromaaa... Toma!! 2'5 minutos!!!


Grrr..... que no me rindo!! "Mamáaaaaa... quiero aguaaaaaa....." Jopetas, con ésto sólo saco 0'5 minutos...

Como mamá me ha pasado a la cama pequeña por miedo a que me tire (otra vez)... Me bajo de la cama, me vuelvo a subir, me retuerzo para que no me coja, me río como un loco, grito porque sí, llamo a papá a todo pulmón (sabiendo que no está), tiro la almohada, tiro el chupete, deshago la cama, meto las manos por debajo del colchón, me pongo de pie, lloro un rato, salto otro rato, hablo solo, hago chirriar la goma del chupete...

Mamá tiembla, se retuerce las manos y cierra los ojos mientras, de vez en cuando, me chista en la oscuridad... con estos 30 minutos, meto una de 3 puntos y me llevo el partido!!!!


Resultado del partido (minutos extras a costa de la salud mental de mamá):

BEATRIZ vs. PEDRO
 14,5      vs.   37,5 

No hay comentarios:

Publicar un comentario