2 sept. 2011

Pero, ¿dónde leches encajo yo?

Nada es lo que era. Yo, que hasta ahora me consideraba una persona o cosa-humana que habitaba éste bonito planeta saltando los problemas cual mariposilla danzante, ahora dudo de mi propia existencia. Y no se qué va a ser de mí si no encuentro a los de mi especie. ¿Qué puedo hacer?

Que ya quisiera yo
Pero vayamos por partes (que diría Jack el Destripador). Que soy mujer, creo que lo tengo claro, pero... ¿qué tipo de mujer? Porque puedo ser una fat, skinny o una curvy. A ver, las fat nunca han estado de moda (y quizá son las más felices), las skinny triunfaron entre los 90 y 2000, y como hemos cambiado de década, ahora toca que molen las curvy. Bien, vale; ahí estoy bien posicionada, porque si se llevan las mujeres con curvas (que no los esqueletos andantes o skinny) debo estar de las primeras de alguna lista, que por falta de curvas no será... Ufff... menos mal...


  

Coworkeando

¿A qué me dedico? Pues a consultoría... oh, perdón, es que según como lo mires trabajo en una empresa de outsourcing, servicios extrernalizados para otras empresas. Es que me lío con una nueva moda que empieza a tener muchos forofos: el coworking, así que es posible que acabe compartiendo despacho no con mi querida Emma, sino con algún diseñador de trajes de novia, panadero, carpintero o vendedor de seguros... Aunque al paso que va la cosa, más cuenta me trae pasarme al do it yourself.  Si vendo trajecitos para hamster hechos a mano de punto o zanahorias de mi propio huerto podré ser lo más, vamos... trending topic!!! Guauuuuuuuu!!! 

Pero eso conlleva un riesgo: tendré que extimizarme. No pongáis esa cara, sólo tendré que crear un perfil en toda red social existente y contar en ella hasta la más pequeña insignificancia de mi vida. Chupao! ¿Quién no tiene ya Facebook, Twitter, Tuenti o Linkedin?

Algunas amigas me han llamado friki cariñosamente, y a mucha honra oye ;-), porque soy una autética Otaku (seguidora del manga y anime). Pero eso nunca más... JÁ!!!... buuuhhhh.... ahora los rarös-rarös son los Geeks, que nos superan a los ex-frikis por goleada... son los frikis-tecnológicos: los que se compran el último IPhone, la última tableta, el último smartphone, el último ultrabook (híbrido portátil-tablet),  la torre de pc con forma de la nave Enterprise o los auriculares con forma de las ensaimadas-orejeras de la princesa Leia de La Guerra de Las Galaxias, etc.


No es eso, me estoy yendo a por uvas a la parra... pero si yo lo único que quiero es relajarme y averiguar cuál es mi lugar en el mundo... ya está! Lo tengo! Haré una reserva en un Sprunch, para que me hagan una manipedi, mientras para el Drunch me preparan unos Noodle (Junk free, claro). Con eso no hay duda de que mi mente se aclarará y conseguiré mi objetivo: ser una IT GIRL.

Traducción: "haré una reserva en un Spa con restaurante, para que me hagan la manicura y pedicura, mientras para la merienda, tarde, sin prisa, me preparan un buen plato de pasta con tomate (sin aditivos  artificiales, claro). Con eso no hay duda de que mi mente se aclarará y conseguiré mi objetivo: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡VOLVERME HIPPIE Y PASAR DEL PIJO-TONTO-DESOCUPÁO QUE SE EMPEÑA EN ETIQUETAR A TO BICHO VIVIENTE!!!!!!!!!.

Bendita inocencia...


No hay comentarios:

Publicar un comentario